19 jul. 2015

Problema de perspectiva o expectativa?

No, no voy a hablar de política y/o economía. 

O si. 

Resulta que veía en Facebook mi página inicial y al costado, donde aparece el movimiento de otras personas, la selección de la opción "me gusta" en diversas fotos por parte de mis "amigos". Lo que llamó la atención era la gente que seleccionó aquello. Eran todas mujeres, todas ellas con un atractivo físico (como mínimo) ligeramente superior al promedio. Pero algo más me llamó la atención de ellas.

Los denominadores comunes eran innegables: soltería, edad entre treinta y dos y treinta y siete/ocho, profesionales, alguna con casa propia, viajes a Europa, NY, Miami, el Caribe y hasta algún país asiático, con padres de buen pasar económico que eventualmente dejarán una más que decente herencia. Mucha seguridad económica desde varios puntos de vista. Algunas con hijos y otras sin ellos (con todo lo que ello implica). Sin embargo, la presión social les pide aquello que los Beatles en alguna canción mencionaron que no se puede comprar. 

Por qué? Desde todo punto de vista, la seguridad del contexto casi que obliga a cualquiera a dejarse llevar por el prejuicio y decir "deberían tener algo fijo desde hace tiempo". Bueno, en algunas de ellas, se de sus historias. Más de una relación larga, no funcionó luego de pasar los cinco años y así. No tiene sentido seguir enumerando. Son las que conocen todos.

Ahora, el mismo prejuicio hace pensar en que no deberían tener ningún problema en sortear esa presión social. Con cierta facilidad incluso. Sin embargo, esto no se da de esta manera con la frecuencia que debería. De hecho, en aquellas que sí lograron sortear esa presión social la dificultad fue notoria. La pregunta nuevamente, por qué?

Hay alguna cuestión "política"? Para mi si, la hay. Los parámetros para "aceptar" la situación con alguien son de alto grado de expectativa. La configuración incluso tiene un alto grado de perspectiva a largo plazo. La combinación es letal. Acota muchísimo las posibilidades. Presiona demasiado a cualquier involucrado, sea directo o indirecto. 

Hay alguna cuestión "económica"? Para mi si, la hay. Forma parte de la política. La eterna discusión cuyo título reza "qué va primero? La política o la economía?" creo que se diluye acá porque ambas van de la mano como dos hermanos gemelos inseparables hasta en la muerte.

Me sentí mal por ellas. Me siento mal por la incertidumbre con la que tienen que convivir. Por no poder entender el verdadero problema. Por caer en echar la culpa fácilmente. Por la conclusión rápida, terca e irreflexiva. Yo no entro en sus ligas, tampoco me interesa a decir verdad, estoy bien donde estoy. De hecho, se podría decir que hasta tuve alguna experiencia con un contexto de ese tipo. Pero me es inevitable pensar en ese tema en el que pienso siempre, el tiempo, que para ellas (y aun más para sus expectativas y perspectivas) es aun más tirano que para mi.

No hay comentarios.: